Mario Carvajal

Mi Caballito de Ráquira

24 Mayo, 2011

Llegas a la plaza central de Ráquira, en Boyacá, y está el caballito de barro, igual al que te imaginas en la canción de Gustavo Adolfo Renjifo. Artesanía hecha a mano, tradición que sale de la tierra boyacense, tan fecunda, tan verde, tan hermosa.

Gustavo Adolfo, el cantautor colombiano, nacido en Buga, compuso esta canción como homenaje a la artesanía colombiana, particularmente del municipio de Ráquira en Boyacá, donde es muy conocida la artesanía de barro y, especialmente, la de los caballitos.

Cuando llegué a Ráquira, fue entonces lo primero que se me vino a la mente: el tiple rasgueando este torbellino. Tomé entonces estas fotos:

Caballito de Ráquira en Boyacá, Colombia

Figura gigante en barro del “Caballito de Ráquira”, en la plaza central del municipio de Ráquira en Boyacá. Fotografía: Mario Carvajal

Los invito a escuchar a Gustavo:

Mi Caballito de Ráquira no puede galopar
pues las manos por la máquina me las quieren cambiar
Esta mañana llegaron profesores de ciudad
a enseñarme que las manos son lentas para moldear
Para hacer mi caballito todo el día me demoré
no basta sino un relincho pa convencerlo a vusté…

Ellos se me lo llevaron, quién sabe a dónde y a qué
lo metieron en un molde y le sacaron clisé
me dijeron que era lindo y que se podía vender
y que seguro que un gringo me daría mucho por él.

Yo les dije no interesa que me den plata por él
solo quiero de las riendas llevarlo al campo a correr.

Caballito, caballito, te robaron la figura
gringos que moldean rebuznos con barro de sepultura.
Yo no quiero tener miles de caballitos copiaos
pa’ cambiarlos por montones de billetes devaluados
Yo quiero mi caballito, el que me mira y relincha
el que amasé con los dedos y en el que ensillo la dicha.
Caballito, caballito, vuelve pronto a galopar

que las manos de los niños van a ponerse a llorar
por no poder amasar el barro dulce de Ráquira
cuando nos traigan la máquina no será por jugar.
Voy a enseñarle a mi niña cómo se hace galopar
un caballito de barro… ¡es como querer cantar!

 


Hotel Irotama en Santa Marta – Fotografías
Hotel Irotama en Santa Marta – Fotografías

Sobre el autor: Mario Carvajal
Fotógrafo especializado en tours virtuales 360º y fotografía esférica. Consultor web en temas de SEO, usabilidad, accesibilidad y diseño centrado en el usuario. Socio fundador de Astrolabio, agencia digital. Visita mi perfil en Google+ Mario Carvajal

Comentarios a "Mi Caballito de Ráquira"


  1. responder

    Excelente! Mario muy bella descripción visual y auditiva de una tierra de encanto.


responder

Mario Carvajal | Fotógrafo 360 panoramista - Consultor web
© 1999 - 2014