Mario Carvajal

Cómo retoqué esta foto sin Photoshop

9 Septiembre, 2013
Retoque sin Photoshop

¿Cómo mejorar tus fotos sin Photoshop? Observando la luz. Pues eso… Y no es que yo sea ese tipo de fotógrafos que reniegan del Photoshop y lo consideran herramienta del diablo. Por el contrario, soy de los que cree que una imagen no termina cuando se acciona el obturador. Creo que el postproceso es tan importante como todo lo que lo antecede: sea en el cuarto oscuro o en la computadora. Pero tampoco creo que el Photoshop sea la tabla de salvación a las malas capturas. En el siguiente ejemplo quiero demostrar cómo se puede “retocar” una foto solo con el poder de la observación.

Una foto con viveza en el color

Supongamos que deseas hacer la foto de una playa, y destacar en ella la viveza de sus colores. Técnicamente, estamos hablando de la saturación o pureza (la intensidad de un matiz). Si bien en Photoshop puedes lograr alterar dicha saturación (inclusive alterarla selectivamente por gamas de color, lo que lo hace una poderosísima herramienta), lo ideal es que puedas capturar los colores saturados, en la toma, de forma natural.

Aquí les cuento la historia…

Estaba en un peñasco frente a un hermoso mar, mientras almorzaba, notaba cómo los turistas armados con poderosas cámaras llegaban hasta el mismo sitio, lanzaban una foto y se iban a otra parte a hacer más y más fotos. Me sorprendía cómo no se detenían a observar, a contemplar el paisaje. Parecía que estuvieran corriendo contra el tiempo, tratando de llenar la memoria de su cámara con la mayor cantidad de instantáneas que luego compartirían con sus amigos en las redes sociales, testificando que estuvieron allí. Aunque ese “allí” no se disfrutara a plenitud.

¿Por qué un turista anda con el ojo pegado al visor y no se detiene primero a observar el paisaje, las nubes, el cielo y el Sol? No lo sé, tal vez sea el vértigo de estos días, el afán de nuestro tiempo y una forma de vivir la vida así: rápido.

En ese momento se me ocurrió escribir este post. Interrumpí entonces el almuerzo para demostrar cómo el afán puede matar una mejor fotografía. Puse el trípode, y empecé a disparar varias veces durante casi dos horas, mientras terminaba de almorzar. (Sí, la verdad es que no me afano en comer deprisa…)

Primera foto: colores opacos

Observen a continuación esta primera imagen. Es un mar bonito, agradable, con un color ciertamente hermoso:

Playa en Afitos, Grecia 1

Esta es la foto que el turista se lleva a casa y comparte en el Facebook, Si pudiera mostrarles el cielo, lo verían con algunos cúmulos (nubes en forma de algodón). Precisamente en ese momento, un grupo de cúmulos tapaba los rayos del Sol y por ello los colores en la foto están un poco “muertos”.

Segunda foto: un pedacito de mar se satura

Momentos después tomé la segunda imagen:

Playa en Afitos, Grecia 2

Es posible observar aquí que el agua pareciera cambiar de color. Empieza a emerger un aguamarina mucho más hermoso. Ocurrió porque algunos rayos solares pasaron por entre el grupo de nubes. Solo sería cuestión de esperar un poco para mejorar esta imagen.

Tercera foto: ¡qué mar tan hermoso!

Entonces tomé la tercera foto:

Playa en Afitos, Grecia 3

¡Ahhh! Los colores empiezan a saturarse (sin siquiera editar la imagen en Photoshop). Toda la saturación que empieza a aparecer, por obra y gracia de los rayos solares. La cámara sigue en el mismo punto y solo me dedico a disfrutar de la espléndida vista… y a esperar.

Observo arriba de mi cabeza y noto que las nubes van a hacerse a un lado. Pido un café y sigo ahí… esperando. Mientras tanto, ya han pasado por mi lado más de cinco turistas con sus cámaras y sus afanes.

Cuarta foto: la vegetación cobra vida

Viene la cuarta foto…

Playa en Afitos, Grecia 4

Los rayos ahora tocaron la vegetación, mejorando muchísimo la saturación del color. Sin embargo, el mar desmejoró respecto de la foto anterior. Podría entonces el afanado fotógrafo huir del lugar y pensar que en casa todo se arreglará en Photoshop con un par de capas y máscaras. Pero el café estaba bueno y la compañía que tenía aún más… entonces preferí esperar. Slow, baby…

Quinta foto: el mar de los siete colores

Minutos después una nueva foto:

Playa en Afitos, Grecia 5

¡Ya casi! El mar quedó mucho mejor… ¡pero la vegetación se opacó! Hora de mirar al cielo nuevamente y ver la dirección de las nubes.

Sexta y última foto: retocada por el Sol

Si tenemos de fondo melodías interpretadas en buzuki, esperar no es problema para mí. La paciencia tiene sus recompensas y en este caso la última fue una imagen mucho más rica cromáticamente que la primera realizada dos horas antes, con un color en el mar que refleja ciertamente su belleza, pero también aviva el color de la vegetación.

No es la foto que yo use en mi portafolio, realmente solo quise hacer una serie de imágenes que fundamentaran la idea de este post:

Playa en Afitos, Grecia 6

Mucho mejor ¿verdad?, para la intención inicial de lograr colores saturados (más puros, menos grises). Es el mismo mar, la misma vegetación, la misma cámara y el mismo fotógrafo. ¿El resultado? Totalmente diferente entre cada toma. Un retoque “sin Photoshop”… ahora veamos el antes / después, que tanto gusta a los fotógrafos…

[wpw_ba_viewer width=”auto” ]

[/wpw_ba_viewer]

Ya alguien lo dijo: la luz es la materia prima para de la fotografía. Entenderla te puede ayudar a mejorar tus imágenes. Dejarle al Photoshop los milagros del retoque a partir de una mala captura no es una buena idea. Al menos yo disfruto más el tiempo que esté al aire libre, que el que deba destinar a pegarme a una pantalla de un computador.

TIP: Mira al cielo. Recuerda que no vives DEBAJO del cielo, sino EN él..

Si te gustó el artículo, compártelo con tus amigos y cuéntame tu opinión en los comentarios… ¡Hasta la próxima!


La fotografía de cumpleaños (estilo Little Planet) Curso de fotografía panorámica 360 en Palmira
La fotografía de cumpleaños (estilo Little Planet)
Curso de fotografía panorámica 360 en Palmira

Sobre el autor: Mario Carvajal
Fotógrafo especializado en tours virtuales 360º y fotografía esférica. Consultor web en temas de SEO, usabilidad, accesibilidad y diseño centrado en el usuario. Socio fundador de Astrolabio, agencia digital. Visita mi perfil en Google+ Mario Carvajal


Comentarios a "Cómo retoqué esta foto sin Photoshop"


  1. responder

    […] a Mario Carvajal por su nota “Cómo retoqué esta foto sin Photoshop” que recomiendo. Ella me ha dado la idea de mostrarles cómo un lugar pude cambiar en un par de […]



  2. responder

    Amigo acabas de darme una idea para una nota, sobre unas fotos que tomé hace unos días en el Castro de Baroña y gracias al tiempo, la paciencia y el maravilloso día que viví tuve la posibilidad, la oportunidad y el privilegio de ver algo maravilloso 🙂

    Muchas gracias por enseñarnos. Ahora que vivo cerca al mar, me he dado cuenta de que el mar es todo un mundo, que sus colores cambian por muchas razones y que hoy (a esta hora) lo ves de una manera, pero en unos segundos se podrá ver de otra… Es una pasada 🙂

    Un gran abrazo,



  3. responder

    Mario, tienes razón absoluta, existen cientos de personas que simplemente hacen carrera fotográfica, por supuesto que no queda mucho por recoger y sí mucho por trabajar.

    Aunque me doy mis “mañas” en Photoshop, siempre he querido saber más de fotografía, básicamente por que yo que vivo del lado del monitor entiendo perfectamente que tendría menos trabajo si el fotógrafo se hubiera tomado más tiempo en la toma, no solo por color, horas o saturación, sino porque muchos simplemente toman y esperan corregir después – finalmente hay tomas que no importa si es HD, superHD, super, super, super HD –> Si la foto es mala, es mala, se corrigen cosas pero milagros no se hacen.

    Cuando soy yo el que toma la foto tengo dos momentos, el primero cuando pienso en la toma y tengo la firmeza de compartirla con el universo (mis amigos, alumnos o cualquier persona) y el segundo momento…. Ese en el que no tomas la foto, solo disfrutas lo que estás viendo, te vuelves egoísta y comienzas a vivir la foto – > Ese segundo momento es el que muchos de nuestros jóvenes están perdiendo con el afán de tomar y subir 200 fotos a facebook, twitter, pinterest, instagram o demás – y ni siquiera quiero rajar de los filtros de Pinteres o apps similares – OMG. – Les parece fácil “asesinar” una foto hermosa con un par de filtros automáticos.

    Tienes mucho talento para la fotografía y te hace grande el hecho de querer compartir estos consejos – felicitaciones viejo, siempre aprende uno algo nuevo y no necesariamente es tecnología o nuevo – son consejos de quehacer, los más caros XD.

    Saludotes.



  4. responder

    Me encanta, esta muy bueno 🙂



  5. responder

    GUau! Pararse del almuerzo, no pensar sino en ello, plasmarlo y después lograr el artículo ideal que lo exprese. Bien Mario. A propósito, a otro amigo lo apuré a tu convocatoria y logró colarse: Luis Fernando, mucha suerte con tus experimentos. Saludos


responder

Mario Carvajal | Fotógrafo 360 panoramista - Consultor web
© 1999 - 2014