Mario Carvajal

Fotografía

Cómo tomar fotografías de una propiedad para la venta o para la renta

Vender o rentar una propiedad conlleva la necesidad de realizar fotografías. La buena calidad en la imagen de la propiedad será fundamental en la decisión de visita de inspección del comprador. De hecho las propias plataformas digitales hacen ya algunas recomendaciones básicas sobre esto, ya que con base en su experiencia, han notado la gran importancia que tienen las imágenes al momento de seleccionar un bien inmueble entre tantas opciones a las que los clientes potenciales tienen acceso. Por ello, en el siguiente artículo quiero darte algunos consejos importantes para que las fotos reflejen las mejores características de tu propiedad. Usa trípode Aunque no es una herramienta que todo el mundo tiene, será muy fácil de conseguir prestado. Será muy importante porque gracias a él podrás realizar fotografías en “hora azul”, consiguiendo unos resultados sorprendentes, que ni tú mismo creerás que puedes conseguir. Si vas a adquirir un trípode, este artículo puede ayudarte. Paredes y puertas totalmente verticales Se delata una fotografía no profesional cuando está torcida. Y por torcida me refiero a que las paredes, puertas y ventanas no tengan una estricta verticalidad. Cuando encuadres la escena, verifica que los bordes se encuentran totalmente verticales. Aunque es posible corregir la perspectiva en el postproceso mediante herramientas de Photoshop, es mejor que tu foto salga bien desde la toma. Altura a nivel medio Muchas personas consideran que la cámara debe tener la altura de una persona promedio (por ejemplo 1,72 metros). Esta consideración, en apartamentos con alturas de 2,30 metros te obligará a girar la cámara hacia abajo, resultando como consecuencia las paredes torcidas. En áreas con poca altura, trata de tomarla ligeramente por encima del un punto de vista medio. Por ejemplo, una altura de la cámara de 1,30 metros te daría un resultado muchísimo mejor. Hora azul En espacios con un buen diseño de iluminación, la “hora azul” se convierte en un gran aliado. Llamamos a la hora azul aquel momento en el amanecer o atardecer, cuando la luz exterior se combina maravillosamente bien con la interior. En Colombia, por lo general la hora azul ocurre entre 6:00 y 7:00 p.m. al atardecer (1). Saca tu cámara a esta hora, enciende la totalidad de las luces del apartamento, incluyendo lámparas y notarás un resultado alucinante. Obligatorio: usar trípode. Limpieza y organización Pareciera un consejo obvio. Pero no quiero pasarlo por alto, ya que cuando veo fotografías para la venta o renta, tomadas con casas totalmente desorganizadas y desaseadas me da la impresión que el sentido común se fue de paseo. El día de la sesión de fotos, la casa tiene que estar impecable, todo en su sitio, con todos los bombillos funcionando. ¿Nos interesa vender, verdad? Usar un lente gran angular Usar lentes que no abarquen una amplia cobertura del espacio, dará como resultado fotografías que no reflejen la realidad. Exagerar con lentes ultra gran angulares o lentes ojo de pez, llevará al mismo error, pero en un sentido contrario: deformará el espacio hasta hacerlo ver más grande de lo que es. Ni tanto que queme al santo ni tan poco que no lo alumbre. Un justo equilibrio pasa por utilizar lentes de una focal cercana a los 20 mm (en cámaras full frame). Si tienes dudas de este valor, cuéntanos en los comentarios qué cámara y lente tienes y te contaremos si es ideal para estos menesteres. O debes conseguir con algún amigo un equipo para lograr mejores fotografías. Cobertura total No dejes un solo espacio de tu propiedad sin fotografiar. No basta con los espacios de siempre (sala, comedor, cocina, habitaciones). La fotografía de los baños será fundamental (y que lo digan las mujeres). No olvides jardines, patios, fachada, áreas comunes. Si el edificio donde alquilas tiene piscina, gimnasio, jacuzzi... ¿qué esperas? Todo esto contribuye en la decisión de compra. Ventanas brillantes, interiores oscuros La cámara tiene una forma diferente de “ver” una escena. Cuando no se tiene experiencia en fotografía, se tiende a pensar que lo que tal como ve el ojo humano, quedará plasmado en una fotografía. Por ello, cuando hacen fotografías de interiores, las ventanas salen reventadas de luces y los interiores quedan oscuros. Y nada peor que una fotografía así para vender un inmueble. Dará la sensación de un interior oscuro, una de las características menos deseadas por un comprador. Esto sucede porque el rango dinámico del sensor de la cámara es mucho más pequeño que el del ojo humano. Para corregir este problema y tratar de plasmar lo que de forma natural se ve, hay varias alternativas. Una de ellas, la más conocida es el uso del flash. Pero aquí viene un error muy habitual y es el uso de flashes directos que las cámaras traen en la parte superior. ¿Quieres matar tu fotografía y darle el peor aspecto? ¡Úsalo! Esta luz frontal no solo aplana la escena, dándole un aspecto poco natural, sino que genera zonas oscuras, donde no es capaz de llegar. Si puedes, la solución será iluminar con al menos uno o dos flashes externos, pero esta solución casi que deberías dejarla en manos de un profesional de fotografía, pues el equipo es costoso y su correcta utilización requiere de habilidades y conocimientos previos. Así que puedes optar por una solución alternativa, que esté al alcance de tu equipo. Hablo de realizar las fotografías en “la hora azul”. Y una tercera opción, será realizar varias fotografías de la escena, con la función “bracketing” de tu cámara digital (no todas las cámaras la poseen, verifica que tu manual la tenga). Consiste básicamente en disparar dos o más fotos variando la exposición. Estas fotografías a través de un software como Photoshop o Photomatix pueden unirse y ampliar de esta forma el rango dinámico, lo que se conoce comúnmente como HDR. Este postproceso puedes mandarlo a hacer a un profesional del retoque, a través de diversas plataformas que ofrecen este servicio. Será indispensable tomar las fotos con trípode. Evitar imágenes borrosas Es tal vez uno de los errores más comunes en fotografía de propiedades. Aquí pueden ocurrir dos aspectos: que la imagen no esté correctamente “enfocada”, cosa que puede corregirse tan fácilmente como enfocando... o que la imagen esté trepidada, esto en términos coloquiales se le conoce como una fotografía “movida”. Esta segunda opción es la que más suele ocurrir debido a los bajos tiempos de exposición usados. En tal caso, la solución pasa por el correcto uso del trípode, una vez más. Espero que con estos pequeños consejos puedas tomar unas mejores fotografías que te sirvan para vender o rentar tu propiedad con mayor eficiencia. Si tienes alguna duda, opinión o idea adicional, no dudes en compartirla en los comentarios. ______ NOTA (1): Esta hora cambia en función del lugar de Colombia y de la época del año. Si deseas calcular a qué hora puedes hacer la fotografía con la característica de hora azul, te recomiendo visitar www.suncalc.net, donde podrás hacer un cálculo riguroso, según la ciudad y el día que harás la foto y con una precisión de relojero, encontrarás el momento adecuado.


Fotografías panorámicas deportivas

SkyDome Stadium en Toronto (Canadá) El deporte es uno de los sectores en los que más se utiliza la panorámica con fines, digamos, informativos y no puramente estéticos. Este tipo de fotografía supone el contraste al encuadre por excelencia en los eventos deportivos: el primer plano. El panorama ofrece información sobre el lugar en el que se celebra el acontecimiento deportivo y también sobre el ambiente que se crea alrededor de él. Un ejemplo clásico es el de las tribunas de fútbol, un elemento fundamental en el deporte rey. En Gigapan puede verse en detalle este buen ejemplo obra de José Alfredo Betancur. La fotografía panorámica pone en contexto al evento en sí para que el espectador pueda contar también ese elemento a la hora de valorar los resultados de los deportistas. Gracias a ella sabremos de la importancia del momento, la solemnidad del mismo, el ambiente festivo o la presión a la que tienen que enfrentarse los deportistas. Por otro lado, el primer plano nos habla de las reacciones, las emociones, lo humano de los deportistas. El tenis es un buen ejemplo de este contraste. Al ser un deporte individual pero que se juega en estadios enormes, la fotografía debe reflejar el punto de vista de los protagonistas tanto en la pista como en la grada. Rafael Nadal en Roma ATP World Tour Finals O2 Arena en Londres Otra práctica que también se fija en el detalle, tanto a nivel global como individual, es el póquer. Cada vez hay más medios de comunicación que dan cuenta de los torneos que se celebran por todo el mundo. La sala de póquer en línea Poker Stars, que organiza unos cuantos de estos torneos, cuenta con su propio equipo de fotógrafos repartidos en los distintos Continentes y especializados en este tipo de fotografía. Estos profesionales tienen una tarea difícil porque deben dar una idea de cuánta gente ha participado y ofrecer una visión general de cómo es la atmósfera del torneo pero sin perderse esos momentos en los que los jugadores abandonan momentáneamente la “cara de póquer” para reflejar alegría, preocupación, agresividad, aburrimiento, sorpresa… Latin American Poker Tour en Medellín Los nuevos deportes ofrecen nuevos tipos de fotografía y también los nuevos formatos de cámara nos rinden una manera distinta de vivir el deporte, hasta el punto de hacer que nos podamos meter en la piel del que lo practica. El caso más claro es el de las cámaras GoPro, cuyo uso se asocia directamente a los deportes de riesgo o multi-aventura. Las imágenes que nos ofrecen estas cámaras son absolutamente espectaculares pero también hay que tener en cuenta el mérito del que se encuentra en la posición de poder tomar esas fotografías. Estas cámaras se han hecho populares para producir vídeos en movimiento desde el lugar de la persona que corre o monta en bicicleta pero también abren un nuevo mundo en la fotografía desde distintos elementos –tierra, mar, aire- y, en definitiva, crean panorámicas y escenarios increíbles. Y si utilizamos varias cámaras, entonces las posibilidades de 360° se disparan y el único límite es el de la imaginación.


Cómo tomar fotografías de conciertos

Tips y Conceptos

Tomar fotografías en una discoteca o en un concierto, puede ser una tarea interesante a la par que complicada. El otro día me comentaba un amigo que pensaba viajar a tierras australianas para ver en directo a los Rolling y que, por supuesto, quería inmortalizar dicho momento para tener un grato recuerdo. Seguramente hay muchos fans del rock que quieren asistir a un evento así, para el cual se pueden encontrar boletas disponibles en plataformas de compra y venta. Para todos ellos va dirigido este post con un par de trucos para que logren las fotos de un gran concierto. Al grano: una discoteca o una presentación de un DJ no es uno de los lugares donde el fotógrafo puede sentirse más cómodo. En primer lugar, por la luz. Simplemente no puedes controlarla, es una luz aleatoria, de colores, con efectos psicodélicos, que apunta hacia cualquier lugar dejando el resto totalmente oscuro. No uses trípode De ahí que el primer recurso al que uno piensa acudir es el trípode. Es la lógica del fotógrafo que lo lleva a pensar que en situaciones donde hay carencia de luz, debe utilizar un trípode. Sin embargo, ese no será mi consejo, así que quita esa cara de amargura (ya estarías pensando en cómo lidiar con la gente saltando, cantando, gritando y tú con un trípode incomodando a todos). No. No utilices trípode. Tiempos de exposición largos Y el segundo consejo te parecerá extraño: usa tiempos de obturación lentos. Si estás sorprendido, te lo explicaré a continuación en mayor detalle... Empecemos por lo primero: la exposición. Ya sabes que exponer una fotografía consiste en definir tres elementos: (a) ISO (b) Diafragma y (c) Tiempo de obturación. Ese triángulo con el que logras fotos extraordinarias, ¿verdad? Bien, entonces empecemos por el ISO: debes trabajar con un ISO alto. Hoy por hoy, la mayoría de cámaras réflex digitales permiten sensibilidades en sus sensores impensables hace unos años. Así que si tu cámara te permite trabajar con niveles aceptables de ruido en 1600 ISO ó 2200 ISO, no le temas, úsalos. El segundo valor a configurar puede ser la apertura, podrías trabajarla en valores que ronden el f5.6, si puedes un poco más abierto, vale, está muy bien. No trabajes con aperturas tan grandes (en el caso de que tuvieras una óptica profesional), tales como f1.4, pues tendrías muchos problemas con la limitada profundidad de campo. Además, tampoco lo vas a necesitar, ya te lo explicaré... Y en el tercer valor, el tiempo de obturación, usa un valor bajo, tal como ¼ de segundo. Ahora bien, un tiempo de obturación tan bajo como este normalmente requiere del uso de un trípode. Pues sí, pero en este caso, la idea es que vas a tomar las fotos a mano alzada. Es más: mientras más muevas la mano, ¡mejor! Usa un strobist El truco está en el uso de un flash o strobist. Trata de usarlo en la parte superior de la cámara, no te aconsejo que lo lleves separado, pues en medio del ambiente del concierto o de la discoteca misma, será complicado apuntar siempre hacia el mismo sector. Además, es mucho más cómodo llevarlo puesto encima de la cámara. ¿Cuál es la función del flash? Congelar el movimiento de “algunas cosas”. Del resto de elementos, tendrás unas combinaciones bastante interesantes, aleatorias, que producirán una foto que recoja muy bien el ambiente del concierto o de la discotecta: luces, reflectores, colores, movimiento de personas... mucha alegría en el ambiente. De eso se trata. Por esta razón, no es necesario el uso del trípode. Además, porque seguramente no podrás ingresarlo y, si lo haces, tú o tu cámara sufrirán las consecuencias. Con estos sencillos consejos, lograrás unas fotografías espectaculares y, por qué no, tal vez te conviertas en un fotógrafo de este tipo de eventos y así tendrás los mejores recuerdos de tu artista favorito. Te muestro a continuación algunas fotografías que realicé con esta técnica, para un cliente en Colombia, el resort Royal Decameron Barú, donde tuve la oportunidad de tomarle fotografías a varios chicos en la discoteca de este hermoso lugar en el Caribe de Colombia.


Equipo básico para realizar una fotografía panorámica

Una de las inquietudes que a diario me llegan está relacionada con el equipo que utilizo para la realización de las fotografías panorámicas. Responderé brevemente a esta inquietud, no contando lo que llevo en la mochila, sino sugiriéndote un equipo mínimo, con el que puedes empezar a realizar hermosas fotografías sin invertir un dineral. La cámara Empecemos por la cámara. Si ya tienes una cámara réflex, pues es ideal. Canon, Nikon, Pentax, Sony... Realmente cualquiera de estas te va a funcionar perfectamente bien. Es más, si tienes una cámara cuatro tercios, o cámaras sin espejo, también. Solo que debes tener en cuenta que algunas de estas cámaras tienen el tornillo de ajuste del trípode descentrado. Esto obliga a conseguir un adaptador. Pero ya hablaremos de esto. Lo importante es que sepas que con la cámara que ya tienes es suficiente. No importa que sea de sensor recortado (APSC) o Full Frame. Lo realmente importante es que puedas intercambiar los lentes y que puedas manejar manualmente valores como el enfoque, diafragma, tiempo de obturación, ISO. Y por supuesto, que puedas disparar en RAW sería muy importante. El lente Lo ideal es utilizar un lente ojo de pez. Pero si no tienes el dinero para comprarlo, no te angusties ni eches por la borda tu aprendizaje. Seguramente tienes un lente gran angular (18-55 mm ó 18-105 mm o similares). ¡Pues eso! Con este tipo de lentes, usando la distancia focal de 18 mm lograrás una foto totalmente esférica. Seguro que sí. Entonces ánimo... Pero si tienes el dinero para hacer la inversión y estás seguro que lo tuyo es la fotografía panorámica, podrías invertir en un lente ojo de pez. Dentro de los lentes Nikon que podrías comprar están: Nikon 10,5 mm, Nikon 16 mm. Ambos excelentes. Yo particularmente uso el Nikon 10.5 que aunque está fabricado para cámaras APSC, le he recortado los pétalos y ha quedado habilitado para cámaras Full Frame, procedimiento que se le conoce como "afeitar un lente". Puedes buscar en Google cómo hacerlo, con esta frase: "Shaving Nikon 10.5 lens". En cuanto a cámaras Canon está el zoom 8-15 mm. Tanto para ambas marcas (Nikon o Canon) existen diversidad de lentes como Sigma, Rokinon, Vivitar, Bowens, etc. que pueden ser alternativas más económicas (300 dólares) y con resultados bastante buenos. La rótula Necesitarás una rótula, que no es más que una cabeza que se pone sobre el trípode y con la que puedes ubicar a la cámara de tal manera que al girar para tomar las diversas fotos que componen la panorámica, no producirás el efecto de paralaje. Este efecto, conocido también como "parallax", se produce cuando se gira la cámara sobre un punto diferente al llamado "punto pivote". El resultado es que al unir una foto con otra, los elementos se han movido y el resultado es desastroso. Para ello, entonces tenemos la opción de que el giro sea perfecto a través de una rótula panorámica. Las hay de todos los precios, materiales y tamaños. La más popular y la que recomiendo por su relación costo / beneficio, es la Nodal Ninja (aproximadamente 200 dólares). Es realmente muy buena, resistente, económica y versátil. Pero si no deseas invertir este dinero, puedes hacer la rótula tú mismo, para ello hemos diseñado la rótula Quimbaya 360, con la que enseño en mis clases a mis alumnos de fotografía panorámica. Es una rótula en acrílico con la que podrás realizar fotos de muy buena calidad a un precio francamente irrisorio. El trípode Aunque es cierto que puedes hacer fotografías panorámicas y esféricas a mano alzada (sin rótula ni trípode), te recomiendo que lo hagas solo cuando ya tengas cierta experiencia. Es contraproducente porque te podrías frustrar fácilmente al conseguir resultados verdaderamente horrorosos. Tal vez ya tengas un trípode. Si es así, he de decirte que aunque todo trípode en teoría sirve, los mejores son aquellos que tienen separadas las patas de la cabeza. Y esto por una razón lógica: la rótula es una "cabeza" que reemplaza la cabeza normal del trípode. No es lógico que sobre la cabeza vaya otra cabeza. O al menos encontrarás que te van a estorbar elementos como la manilla que traen las cabezas de trípode. O que te va a quedar más inestable. Así que mi recomendación en este caso es que tengas solo patas de trípode. Y bien, realmente con estos cuatro elementos ya estás listo para salir a hacer fotografías panorámicas. Te recomiendo visitar el sitio de www.fotografia360.org donde podrás aprender mucho más sobre esta técnica.


Curso de Fotografía Digital para Aficionados

Beca para estudiar fotografía en Zona Cinco

Muchas gracias a todas las personas que participaron en la rifa de la beca completa para el Curso de Fotografía Digital para Aficionados, que dictará Zona Cinco. Para hacer muy transparente la rifa, a continuación la asignación del número con el que participará cada persona. Esta rifa juega con los dos últimos números de la Lotería de Medellín, que juega hoy viernes 14 de febrero en la noche. El resultado oficial de esta rifa se podrá ver en este enlace. Entonces a estar pendientes, de quién se ganará la rifa, de igual forma, lo anunciaré en la página de Facebook. Como se inscribieron 76 personas, espero que el número caiga a uno de los participantes. En caso de que caiga en un número no asignado (N/A) repetiremos el sorteo hasta dar con el ganador. Gracias a todos por interesarse en aprender fotografía y en amar este arte. Mucha suerte a todos. Número Nombre Apellido 01 Néstor Santos 02 Henry Serrano Arciniegas 03 Carlos Forero Oviedo 04 Nelson Vicente Muñoz Guerra 05 Wilfrido Fabian Bolivar Palma 06 Luis Carlos Ballesteros 07 Leidy Katerine Bolivar Hernandez 08 Carolina Del Pilar Alfaro Mendoza 09 Eliana Correa Gomez 10 Diego Antonio Hernandez 11 Diego Alejandro Ramírez Galvis 12 Christiam Luciano Ruiz Benitez 13 Jimmy Julian Huerfano Romero 14 Keyth Montaña 15 Julian Oliverio Mora Oberlaender 16 Edison Ricardo Moreno Quiroga 17 Susana Ivette Leon Jaimes 18 Juliana Muñoz Toro 19 Marina Segura Segura 20 Alejandro Calderón Santana 21 Cristian Camilo Vega Rodriguez 22 Lina Camila Perez Angel 23 Paola Andrea Cruz González 24 Edidson David Doncel Carvajal 25 Juan David Patiño Ramirez 26 Adriana Patricia Vargas 27 Fabian Arley Matiz Aranguren 28 Diego Leonardo Arango Ospino 29 Camilo Andrés Peralta Moreno 30 Duvan Orlando Duarte Moreno 31 Jonathan Martinez Zambrano 32 Sebastían Ricardo Cortés Carreño 33 Estefania Espinoza 34 Diana Maria Escobar Cabal 35 Daniel Felipe Falla Sanchez 36 Javier Daniel Quiroga Larrota 37 Juan Pablo Suárez Cetina 38 Maria Del Pilar Rojas Espinosa 39 Carolina Ortiz 40 Isaac Villanueva Patiño 41 Juan Camilo Rey Carrillo 42 Mauricio Calderón 43 Michael Ramirez Parra 44 Cintia Galván 45 Karen Hernández 46 Sandra Milena Caldas Cohen 47 Lina Beltrán 48 Francisco Rojas Heredia 49 Jonathan Andres Rendon Manrique 50 Olga Lucía Hernández Rodríguez 51 Carlos Julian Delgado Contreras 52 Sthefany Pacichana Cruz 53 Wilson. Jhoan Garcia Alvarez 54 Liliana Liioy Gonzalez 55 Carlos Andres Gonzalez Barbosa 56 Astrid Carolina Alvarez Torres 57 Daniela Montaña Castro 58 Christian David Vargas Qintero 59 Andres Santacruz 60 Ivan Dario Gomez Caraballo 61 Alexandra Achury 62 John Manuel Leon Angarita 63 Deysi Yurani Jiménez Tabares 64 Ida Marcela Dickson Barrera 65 Andrés Felipe Cubillos 66 Ricardo Perez 67 Luis Eduardo Peña Ariza 68 Alejandro Riaño Diaz 69 Juan Camilo Nieto 70 Laura Páez Molano 71 René Pascuas Cano 72 Lina Alejandra Guzman Avila 73 Carime Isabel Carroll Vendries 74 Mylena Casas Lineros 75 N/A N/A 76 N/A N/A 77 N/A N/A 78 N/A N/A 79 N/A N/A 80 N/A N/A 81 N/A N/A 82 N/A N/A 83 N/A N/A 84 N/A N/A 85 N/A N/A 86 N/A N/A 87 N/A N/A 88 N/A N/A 89 N/A N/A 90 N/A N/A 91 N/A N/A 92 N/A N/A 93 N/A N/A 94 N/A N/A 95 N/A N/A 96 N/A N/A 97 N/A N/A 98 N/A N/A 99 N/A N/A 100 N/A N/A ++++++++ Actualización  15 de febrero 10:00 a.m. Ganadora de la Beca para el Curso de Fotografía Digital para Aficionados Cayó el número 50, que según el listado, corresponde a Olga Lucía Hernández Rodríguez, felicitaciones y que disfrute mucho. A quienes no ganaron, las gracias por interesarse y en cuanto tenga otro curso para rifar, les estaré contando en mi página de Facebook.


Plaza de Bolívar, Bogotá (Colombia)

Foto Esférica 360

Hacía algún tiempo quería hacer esta foto. Cuando compré la vara de 6 metros de Nodal Ninja, uno de mis anhelos era poder ver las estatuas y monumentos un poco de "tú a tú", como poco estamos acostumbrados a ver. Privilegio de las palomas. Esas estatuas que te miran desde arriba, con estoicismo y rigor, de héroes, libertadores y bandidos. Mi curiosidad era dejarlas de mirar desde abajo. Inclusive traté de averiguar la altura de la estatua para saber si la vara lograría estar a la altura del rostro de Bolívar. El pedestal mide 5,30 mt y la estatua 2,10, así que la vara de Nodal Ninja combinada con el trípode daría una perspectiva muy interesante. Pasó el tiempo y, paradójicamente, aunque mi casa está en Bogotá, poco tiempo permanezco en esta ciudad. Y el poco tiempo en el que aquí estoy, me dedico a estar en casa. Suele pasar... Pero hoy decidí salir con Julián mi asistente a realizar algunas fotos de Bogotá como destino, encargadas por una reconocida cadena de Hoteles de Colombia. Recordé esa pequeña deuda que tenía conmigo mismo y nos dirigimos a la Plaza de Bolívar. Cielo despejado a nublado, en una hora Aunque el día parecía amaneció totalmente despejado, en menos de una hora, el cielo se llenó de nubes. Aunque hicimos fotos "de rigor", decidimos guardar las cámaras y regresar a casa, un poco con frustración. Necesitaba del día despejado para hacer la foto que quería y en Bogotá es complicado lograr días así. Este era el panorama del primer intento, a las 10:29 a.m. Sin embargo, en la tarde, el cielo se despejó y regresamos, con todos los equipos al mismo punto. Julián se encargó de tomar las fotografías esféricas, mientras yo hacía las fotos fijas y sin tiempo que perder, realizamos la foto que siempre había querido. Me da gusto que Julián la haya hecho, porque creo que tiene un brillante futuro como fotógrafo. Eran las 5:29 p.m. y el Sol estaba a punto de esconderse: Ahora, tenemos un punto de vista muy interesante, a vuelo de paloma, de la escultura de Bolívar, del italiano Pietro Tenerani, inaugurada en 1846 como homenaje al centenario del nacimiento del Libertador. Alrededor de la estatua, la vida de la Plaza de Bolívar (llamada antes de la inauguración de la estatua, como la Plaza Mayor o la Plaza de la Constitución). Niños, ancianos, fotógrafos, parejas besándose, llamas, dulces, ladrones, carteristas, mendigos, funcionarios grises, turistas, monjas... (Y también en la foto estoy yo). Quien haya visitado a Bogotá, seguro habrá pasado por aquí y tendrá como recuerdo alguna fotografía. Bien, pues este es nuestro punto de vista a este lugar, que lastimosamente notamos muy deteriorado, con grafitis, los reflectores dañados, sucio... y a pesar de todo, con el Libertador, mirándonos de frente. (Ver foto de la Plaza de Bolívar en tamaño grande) Me gusta mucho el resultado, además del punto de vista logrado, por la claridad con la que se pueden apreciar todos los elementos que hacen de este, un punto importante en la historia de Colombia: la Casa del Florero, el Capitolio Nacional, el Colegio Mayor de San Bartolomé, la Catedral Primada, el Palacio Liévano, el Palacio de Justicia... y además, en la foto se ven los cerros, al atardecer, Monserrate y Guadalupe. Una variación de la foto 360 de la Plaza de Bolívar, puede ser el pequeño planeta o Little Planet, que queda muy bien:


Quimbaya 360: Rótula panorámica 360 casera

(DIY panoramic head homemade)

Después de haber usado y abusado del prototipo número 1 del Quimbaya 360, la rótula panorámica 360 casera, en los anteriores viajes que hice a Cali y a Providencia, nos propusimos realizarle algunas mejoras, con el objetivo de producir el prototipo número dos. En general, la impresión que tengo es la siguiente: a pesar de lo que aparenta, el acrílico es un material bastante robusto para soportar el peso de la cámara. Parece muy frágil, por la similitud visual que tiene con el vidrio, sin embargo, cuando lo manipulas lo sientes robusto. Observaciones En el prototipo número 1 no funcionó correctamente: La perilla para apretar el brazo horizontal donde va la cámara. Tal vez por quedar de un tamaño tan pequeño y coincidente con el brazo, estuvo bastante incómodo. Además la forma totalmente redondeada no permitía un buen agarre. Los pasos demarcados por el balín quedaron muy pegados uno a otro, además que tenía un total de 12 pasos, innecesarios, pues con solamente 10 pasos era posible cubrir los 360 grados con un lente de 18 mm en una cámara con sensor pequeño (no full frame). Prácticamente este sistema no funcionó y fue muy difícil el conteo de las fotos necesarias. El tornillo que unía la parte horizontal al rotador, no funcionó: se apretaba o se soltaba a medida que se iba dando la vuelta para tomar las fotos. La medida de 45 grados hacia arriba y 45 grados hacia abajo para la toma inclinada, tocaba hacerla manualmente y al ojo. Y en este punto, no siempre funcionaba el cálculo manual. Ejemplos de fotos logradas A pesar de estos inconvenientes, con el prototipo número uno logramos producir varias fotografías tanto panorámicas en formato 3 x 1 como en 360 grados totalmente esféricas, como esta del platanal en una finca cerca de Cali, o esta otra que del Colegio San Juan Bautista del barrio el Guabal también en Cali, que hice como muestra para los estudiantes del curso piloto. Como curiosidad, esta foto del colegio tenía unas condiciones complejas por la diferencia de luz entre el interior y el exterior, así que gracias a una doble toma en bracketing, les pude mostrar a los estudiantes cómo ampliar el rango dinámico, gracias a las máscaras de luminancia de Photoshop, sin tener que recurrir a técnicas como HDR (High Dinamic Range). Tal vez la foto que más me gustó fue esta tomada en la isla de Providencia. Es un ejemplo de todo lo que se puede hacer con un cabezal panorámico 360 hecho en casa, con una cámara de bajo presupuesto (Nikon D3200), sin utilizar ojo de pez (se usó un 18-55 mm de plástico) y con algunas condiciones complejas, como el movimiento de las palmeras y las nubes, causado por el viento. El prototipo 1 funcionó. Sin embargo, la idea es llevarlo a un mejor nivel, para que los estudiantes del curso de fotografía 360 de Zona Cinco tengan un manejo fluido y puedan aprender con mayor eficiencia. Hora de entrar en el quirófano Nos reunimos con el maestro luthier, José Alberto Paredes para evaluar el desempeño tanto en el viaje a Cali como en el de Providencia, donde mi asistente, Julián Santacruz tuvo la oportunidad de manipularlo durante una semana completa, inclusive algunas fotografías para el catálogo que nos encargaron de fotos, fueron tomadas con nuestro Quimbaya 360. Analizamos cómo afrontar los desafíos de mejora en los cuatro puntos mencionados en este post y el maestro empezó a trabajar en el prototipo número dos. Aunque el primer prototipo fue elaborado completamente a mano, el primer cambio que quisimos plantear para el segundo, fue su elaboración con máquina cortadora láser, a partir de un plano. Con esto lograríamos una mayor precisión por un lado, podríamos imprimir una regla para mejorar la medición y darle forma a las perillas para un mejor agarre. Así que es hora de meterlo a cirugía... ¡adiós prototipo uno! Muy pronto les mostraré los resultados con el prototipo número dos.


Químico revelador de fotografías: almacenamiento en galón oscuro

Antes de preparar el químico revelador (Kodak D76) que usaré para el revelado de los próximos carretes en blanco y negro, necesito resolver cómo voy a almacenarlo en casa. Lo más conveniente es un tarro oscuro de acordeón, que  venden en BH Photovideo (con capacidad de un litro cuesta USD$15). La forma que tiene de acordeón remueven el exceso de aire, evitando de esta forma la oxidación del químico revelador y preservándolo de mejor forma. Muy bonito, pero necesito preparar el químico ya mismo y no tengo tiempo de mandarlo a traer. Entonces, por ahora, necesito resolver cómo guardar el químico, con los recursos que tengo a mano. En Home Center encontré un bonito tarro de un galón, que me alcanza para meter el revelador que prepararé (precisamente un galón). Cuesta $16 mil pesos (USD$8) y me gustó por lo práctico de almacenar (poco espacio ocupado) y por tener llave o dispensador, además de lo económico que resulta. Capacidad de este tarro: 1 galón. El problema con este tarro, es su transparencia. Así que un poco de bricolaje de domingo. Si vas a hacerlo, te recomiendo tapar con cinta de enmascarar todas las dos entradas del tarro y además dejar una línea junto al medidor para verificar la cantidad de químico que hay al interior: Ahora sí, lo divertido, a pintar, me valí de un gancho de ropa. Usé pintura negra mate, a la que apliqué directamente al tarro (no sin antes limpiar su superficie). Y listo... A dejar secar y luego a ponerle las pegatinas que lo caracterizan (rojo es el color estándar para identificar al químico revelador en el laboratorio y evitar desastres, además, buena idea es dejar constancia de la fecha de preparación o de vencimiento)... Para el baño de paro, identificar con el amarillo y para el fijador, el verde. Y luego de preparado el D-76, aproveché el empaque y lo rotulé: En la próxima entrada les contaré cómo preparar el revelador Kodak D-76 en casa. Es más sencillo de lo que parece.


Puente de las Siete Millas en Florida — Fotografía 360

Puedes ver la foto del Puente de las Siete Millas más grande Quise empezar este largo viaje en la milla cero. Se trata del punto más al sur que tiene Estados Unidos, en La Florida, muy cerca de Cuba. Se llama Key West y hace parte de una sucesión de cayos en medio del océano. Para llegar a la Milla Cero, fui en bus desde Miami. El camino para llegar a Key West es alucinante, sobre todo en un punto llamado El Puente de las Siete Millas. Este es uno de los puentes más largos del mundo, se ubica en el ranking 50 exactamente. Tiene poco más de 10 kilómetros de largo y une a Knight’s Key y Little Duck Key. Lo que más me asombró fue saber que este puente lo construyeron hace un siglo, en 1912. Sin embargo, en aquella época el puente servía al ferrocarril que unía a Key West con Miami. Varios huracanes terminaron destruyendo varios tramos. Sin embargo, en 1982 fue terminado el nuevo puente que es realmente una enorme autopista que va junto al viejo. Este viejo puente se ha convertido en lugar predilecto para los pescadores y es usado por los turistas para caminar, trotar o salir en bicicleta. Desafortunadamente el bus no para, de ahí que un buen plan alternativo, pero no menos económico, será alquilar un auto y poder parar en varios lugares de este trayecto, entre ellos en este puente, para admirarlo con mayor detenimiento. Yo realmente estaba muy asombrado de ver tanto mar a lado y lado, nunca había pasado por un puente tan largo, así que quise registrar el momento desde el interior del bus, en una foto 360, que en sí misma era un reto para mí. Sobre la foto 360 del Puente de las Siete Millas La dificultad técnica de realizar esta foto era interesante: un espacio muy reducido, un bus en movimiento, gente moviéndose por todas partes, unos vidrios panorámicos y una diferencia de intensidad de luz en el exterior y el interior, hacían el trabajo de la toma bastante complejo. Más aún si, dado el espacio tan pequeño, tenía que salir en la foto, y el trípode debía sostenerlo con las manos... Fue divertido, sobre todo ver a la gente mirando sin saber exactamente qué diablos estaba yo haciendo. Bien, espero que les agrade la foto 360 del interior de este bus. ¿Cuánto vale ir en bus a Key West? Como información práctica he de decirles que el tiquete en este bus se puede conseguir desde USD$79 (ida y vuelta). El viaje se puede hacer en un solo día y te recogen en Miami a las 7 de la mañana y el regreso es aproximadamente a las 9:30 de la noche. El viaje dura aproximadamente 3 horas por trayecto. Puedes comprar el tiquete con Miami Tour Company por Internet. Es entonces una alternativa económica para visitar ese hermoso lugar llamado Key West. Sin embargo, si vuelvo algún día preferiré rentar un auto y quedarme a dormir una o varias noches allá. Vale la pena.


Rótula panorámica casera (DIY panohead), made in Colombia

Como profesor de fotografía esférica 360, he notado que una de las grandes limitaciones de quienes aspirar a aprender esta técnica, es el presupuesto. Efectivamente, si una persona cuenta ya con su cámara fotográfica DSLR (cualquier marca) y un trípode, necesitará invertir en tres grandes rubros: Cabezal o rótula panorámica Lente ojo de pez Software o programas de stitching (pegado) y publicación. La inversión en estos tres rubros puede rondar tranquilamente los USD$1.500, presupuesto que para un estudiante puede ser lejano. Y todo se queda en las ganas de aprender. Inclusive, así realice el curso de fotografía 360, al no tener elementos con qué practicar, considero que habrá perdido el dinero. Como docente, procuro generar alternativas de aprendizaje que estén acordes con la situación económica, no tan sencilla, que vivimos en Latinoamérica. Por ello quise buscar formas de minimizar los costos del aprendizaje. En primer lugar, el costo del curso tuvo una considerable rebaja al pasar de $560.000 (USD$280) a tan solo $280.000 COP más IVA (aproximadamente USD$150). Esto, gracias a compactarlo en tres sesiones muy prácticas, de las que tuve la oportunidad de hacer un curso piloto de fotografía 360 en Palmira el pasado mes de septiembre de 2013. De ahí pude extraer conclusiones que determinaron el nuevo pénsum que ofrece Zona Cinco. En cuanto a los tres puntos que suben el presupuesto en aproximadamente USD$1.500, me planteé hacer lo siguiente: Cabezal panorámico Normalmente en mi trabajo profesional como fotógrafo 360, utilizo muchos productos de Nodal Ninja, a la que considero una alternativa muy buena, dada la diversidad de productos y soluciones modulares que ofrece, además de la robustez, el acabado, la portabilidad y la duración de sus productos. Lo uso desde 2008 y creo que los seguiré usando por mucho más tiempo. Sin embargo, Nodal Ninja no es la mejor solución para la enseñanza de la fotografía 360, dado el precio (el Nodal Ninja 3 tiene un costo de USD$210, más los gastos de envío a Colombia y los impuestos. En otras palabras, puesto en Colombia, este cabezal puede salir en USD$300 o tal vez un poco más. A esto, sumarle las incomodidades de importar un producto, la burocracia de la Aduana de Colombia, la inseguridad o hueco negro que se produce en el tracking o seguimiento del paquete entre Estados Unidos y Colombia, etc.  Otra posibilidad es traerlo desde Estados Unidos a través de algún pariente, amigo o por el correo de las brujas... Pero para nuestro caso, esta no es la opción más acertada. Buscando opciones, encontré una que me llamó poderosamente la atención: Panosaurus. Muy, muy interesante, por su bajo precio (USD$99), su enorme robustez y calidad en la construcción. Así que me pedí uno para probarlo y la verdad que me convenció. Así que esta es una opción, aunque el tema de los impuestos y las largas esperas en el transporte del mismo (se demoró 5 semanas en llegar vía UPS y 4-72), me obligaron a buscar una solución más. Así que llegué al punto en buscar alternativas DIY (hágalo usted mismo), para cabezales panorámicos. Buscando en Internet encontré una gran cantidad de personas que han construido su propio cabezal, con diferentes elementos: madera, aglomerado, aluminio, acrílico. Todos muy interesantes e ingeniosos. Algunos más sofisticados que otros. Vi muchas fotos de estos cabezales, pero la verdad, muy pocos ejemplos de sus resultados. Quise entonces hacer mi propio cabezal con la idea de poderlo replicar para los alumnos y así abaratar los costos de su compra. Mi intención era lograr un modelo lo más sencillo posible y para ello recurrí a la madera. Francamente no tengo mucho talento a la hora del bricolaje, sin embargo, hice mi mejor esfuerzo. Mi suposición era simple: si yo era capaz de hacerlo, cualquier otra persona con los ojos cerrados lo podría lograr. Con mucho esfuerzo, logré fabricar un cabezal en madera, muy rústico, de la era de los Picapiedra (The Flinstones). Yabadaba doo! Iba por el camino equivocado. Gasté tiempo, y dinero con prototipos que al ser tan rudimentarios, no tendrían las funcionalidades y la practicidad a la que estaba tan acostumbrado con mis cabezales de Nodal Ninja. No me decepcioné, sino que empecé a buscar ayuda. Y encontré a un luthier en Bogotá, cuyas habilidades son reconocidas no solo en nuestro ámbito, sino a nivel mundial, como un excelente constructor de guitarras e instrumentos de cuerda. Llegué donde José Paredes, hijo de Alberto Paredes, el gran luthier colombiano. Al plantearle el proyecto, lo primero que me planteó fue la idea de buscar un material diferente de la madera. Y siendo que él es un experto en maderas, le hice caso. Me propuso realizarlo en acrílico. Sus argumentos fueron interesantes: es un material bastante robusto, fácil de trabajar y lo mejor: podría realizarse los cortes en una máquina láser, con la precisión que esto implica y también con las posibilidades de marcación en bajo relieve de algunos elementos que son bastante importantes. Y lo mejor de todo, transparente, lo que facilita en gran medida el manejo. El resultado del trabajo con José Paredes fue el prototipo número 1 del cabezal panorámico DIY al que bauticé "Quimbaya 360". ¿Por qué Quimbaya? Bien, Quimbaya fue la etnia localizada en lo que hoy es mi país, que se caracterizó por sus productos en oro, de un diseño impecable y gran belleza. Desde siempre he admirado las culturas precolombinas, nuestros ancestros, que tenían impresionantes cualidades a la hora de diseñar. Entonces el nombre era una buena excusa para recordar a estos ancestros y, en especial a mi abuela. En fin... al punto: este fue el resultado del prototipo 1 del Quimbaya 360: Nada mal para ser el prototipo, además elaborado totalmente a mano. El objetivo ojo de pez Para la toma de fotografías esféricas, se tiene como paradigma el uso de lentes ojo de pez. Y es que en el terreno comercial, en un encargo yo con cuatro fotografías tomadas con un Nikon 10,5 tengo una esférica, en la mayoría de los casos. Pero un lente ojo de pez o fisheye profesional puede rondar entre los USD$800 y USD$1.000. Existen alternativas, que deseo evaluar, como la familia de lentes de las marcas Rokinon, Vivitar, Bowens, que en realidad son marquillas de Pro Optic. Hace unos años tuve un Rokinon, sin embargo, la calidad dejaba muchísimo qué desear. He leído comentarios muy buenos, recientes de los nuevos modelos y no descarto probarlos, pues con USD$300 es posible hacerse a un lente de estos. Sin embargo, para efectos del curso, quise ver alternativas. Pero como inventarse un lente o producir un fisheye DIY es una tarea prácticamente imposible, me planteé la posibilidad de hacer fotografías 360 totalmente esféricas con un lente que tuvieran la mayoría de los alumnos. Al hacer una pequeña encuesta, encontré que en un 95% las personas que han comprado una réflex digital tienen un lente con un angular de 18 mm. Bien sea el lente 18-55 mm o tal vez el 18-105 ó el 18-135 mm... Entonces ¿por qué no? Eliminaría así un costo elevado. Pero la pregunta es: ¿se puede realizar una foto totalmente esférica con un lente 18-55 mm? ¿Qué tan engorroso o impráctico puede ser? Realicé varias pruebas, una de ellas la pueden ver aquí, de lo que obtuve una conclusión: se necesitan aproximadamente 33 fotografías para lograr una foto 360 completa. No es tan engorroso hacerlo, obviamente, comparado con las 4, 6 u 8 fotos que se necesitan usando un ojo de pez, parece abrumador. Pero la toma resulta muy rápida de hacer. El stitching o pegado implica más tiempo, pero nada imposible. Y encontré que una gran ventaja es la resolución de salida de la fotografía: impresionante. Usando la cámara más económica de Nikon, la de menor gama en la actualidad (Nikon D3200), el resultado son fotografías equirectangulares de 30 mil x 15 mil píxeles, es decir, casi media gigapíxel. En conclusión, considero que sí se puede enseñar fotografía 360 con el lente 18 mm que cualquiera tiene con su DSLR. Y lo comprobé en el curso piloto con los alumnos, que no tuvieron problema en hacer sus primeras fotos esféricas con la cámara y lente que tenían, sin incurrir en gastos adicionales. ¡Bingo! Software Por último, me queda resolver el tema del software. Yo trabajo con licencias de PTGUI Pro (software de pegado) y con KR Pano y PanoTour Pro (software de publicación y visualización). Me parecen excelentes y suplen perfectamente las necesidades de mis clientes. Pero tienen un costo elevado para un estudiante que se esté acercando a este campo. ¿Soluciones? Que las hay, las hay... Empecé a trabajar con Hugin, un software cuya base es la misma de PTGUI, con la diferencia que es software libre. He de decir que lo había probado infructuosamente y se me hacía muy complejo de manejar. Sin embargo, al utilizar las fotografías de prueba con el 18 mm, funcionó perfectamente. He de decir que el pegado requiere de más tiempo de proceso que PTGUI (bastante más). Pero nada que no se pueda solucionar con la paciencia. Y finalmente, como alternativa a KR Pano estoy estudiando el software Salado Player, el que ya conocía desde el año pasado. Salado Player es software libre y una alternativa pedagógica que me permite trabajar la fotografía 360 de bajo costo que tanto he venido buscando en los últimos meses. CONCLUSIÓN: El nuevo curso de fotografía 360 de Zona Cinco, se enfocará en la enseñanza con los recursos disponibles a mano, sin incurrir en grandes inversiones, gracias a una rótula casera de bajo costo (Quimbaya 360), el lente de 18 milímetros que todos tienen y el software libre. Seguiremos trabajando en el nuevo prototipo del Quimbaya 360, mientras tanto les dejo uno de los primeros test que hice con la configuración: Nikon D3200 + lente 18-55 mm + Quimbaya 360:


Mario Carvajal | Fotógrafo 360 panoramista - Consultor web
© 1999 - 2014